Jueves 16 Agosto 2018

lobosDisco Pub Garage va a acoger este sábado, minutos antes del concierto solidario a favor de la Asociación Protectora de Animales de Hellín, la charla y proyección de un documental en el que se narra la increíble historia de Marcos Rodríguez: un gallego de nacimiento que, con tan sólo seis años, se quedó solo en el campo y, durante trece años tuvo que sobrevivir, sin ningún tipo de ayuda o compañía humana, salvo la de algunos animales y, sorbe todo los lobos.
Gracias a la amistad que entabló con la cantante hellinera, Rosalez, otra gran amante de los lobos, se halla estos días en Hellín, con el fin de asistir a este acto, ya que el domingo por la noche acudirá, en Toledo, al programa de Castilla-La Mancha Televisión que dirige Teresa Viejo.
Estos días previos el propio Rodríguez recordaba que tenía tres vidas: la primera, cuando, con cinco años, sufrió las palizas de su madrastra, por lo que con seis fue vendido, por su padre, a un señorito que, a su vez, lo entregó a un cabrero, con el que se marchó hasta Sierra Morena para cuidar del ganado.
Pero el pastor falleció y, con apenas siete años, se quedó solo en el monte y tuvo que empezar a cazar o pecar-sin apenas experiencia ni fuerzas-para sobrevivir, hasta que entabló sus primeros contactos con los lobos, expectantes y vigilantes, sobre todo un par de cachorros, de sus movimientos.
Marcos comenzó a juguetear con los pequeños lobos, hasta que un día se quedó dormido, junto a ellos, en una escena que contemplaron, de regreso a la cueva, los padres de aquellos. Fue cuando, tras unos minutos de cierta confusión y tensión, el entonces niño recibió parte de la comida que se estaba repartiendo en esos momentos entre la manada.
A partir de entonces comenzó una aventura realmente apasionante, que ha llegado hasta el cine y en forma de charlas que imparte por colegios de toda España, y que siguió cuando, con 19 años, a Marcos lo localizó la Guardia Civil-fue el comienzo de su tercera vida-y empezó a conocer el funcionamiento del verdadero mundo cuando se trasladó a vivir a una residencia de enfermos custodiada por religiosas, en Madrid.
Aprendió a vivir, en todos los sentidos, ya que incluso caminaba de “medio lado”, hasta que recuperó la verticalidad. Experimentó lo que fue dormir en una cama y resalió la Primera Comunión, ya con 21 años, en paralelo inició el Servicio Militar, que fue muy efímero al ser expulsado.

Facebook Radio Hellin

Twitter Radio Hellin

Plaza de las Monjas, 3 - 02400 Hellín (Albacete)   |   Teléfono: 967 30 36 61   |    Email: hellin@radiohellin.com  |     Web: radiohellin.com  |     Whatsapp: 673 680 497