Miércoles 1 Febrero 2023

 Seguro que las generaciones de hellineros que, hace décadas, comenzaron a tocar, primero, y a consolidar, después algo tan mágico como el redoble de un tambor, estarían más que satisfechos con la estampa de ayer en la que se reivindica la esencia de esta tradición que se lleva, desde muy pequeño, en el ADN de todos los hellineros. Con independencia de la condición social o de los problemas existentes. Y los más pequeños, viven esta manifestación de una manera especial.
En definitiva perpetuar la tamborada es el fin con el que nació, hace ahora 16 años, un Miércoles Santo por la mañana, esta Concentración Escolar del Tambor que, ahora, fijada en la tarde de Viernes de Dolores en el calendario, se ha convertido en una auténtica demostración de pasión y admiración de más de 1.400 jóvenes de los centros escolares de Hellín y el de Isso, por el toque del Tambor.


Y ayer la devoción por este ritual que, a finales de año, casi con toda seguridad, la UNESCO le va a conceder algo que será de total justicia, como la declaración de Patrimonio de la Humanidad, se elevó hasta su máxima expresión, ante la presencia de la lluvia a lo largo del recorrido.
Pero los jóvenes prosiguieron con su desfile: desde el Jardín Martínez Parras, por las calles Sol, El Rabal, donde parece que en Semana Santa no existe ni el dolor, ni el cansancio, ni los problemas, ya que irradia una magnetismo especial que ojalá se pudiera sentir todo el año; y siguió por Justo Millán, Plaza Nueva, Mesones y hasta el punto de partida.
«Un nacimiento, un nuevo tamborilero»
La lluvia no frenó una hemorragia de emoción que sólo es posible en Hellín y en Semana Santa, donde uno siente la tentación de poder parar el tiempo, por lo que organizadores, la Federación Local de Padres y Madres de Alumnos (FLAMPAHE), la Asociación de Peñas de Tamborileros y el Ayuntamiento acabaron satisfechos; incluso el alcalde de la ciudad, Manuel Mínguez, al final del recorrido, celebró que «los hellineros podemos estar tranquilos porque el relevo está asegurado y la Semana Santa siempre seguirá viva porque-aseguró-cada vez que nace un hellinero viene al mundo un tamborilero».
Emoción, pasión y una fe especial la que luego acompañó a los más de 30 niños y niñas que volvieron a hacer posible un nuevo desfile de la talla infantil que en su día creó el escultor lituano, Piotras Djevas, con un recorrido, desde el corazón y el esfuerzo por levantar la imagen, que comenzó y concluyó en el Jardín Martínez Parras, tras el paso por las calles El Sol y El Rabal, junto a la Banda de Cornetas y Tambores de la Virgen del Dolor.
Será Lunes Santo cuando repitan la experiencia emotiva del año pasado de trasladarse, en esta ocasión con la Banda de La Cruz, a la Residencia de los Hermanos de la Cruz Blanca.

Facebook Radio Hellin

Twitter Radio Hellin

Plaza de las Monjas, 3 - 02400 Hellín (Albacete)   |   Teléfono: 967 30 36 61   |    Email: hellin@radiohellin.com  |     Web: radiohellin.com  |     Whatsapp: 673 680 497